flag Ningún país / idioma seleccionado (cambiar) separateur
 
¿ QUÉ ES LA RFID ?

¿ QUÉ ES LA RFID ?

RFID (del inglés « Radio Frequency Identification » o Identificación por Radiofrecuencia) es un término genérico que designa las tecnologías que usan las ondas radioeléctricas para identificar los objetos de manera automática y a distancia.

Un sistema RFID consta de diversos componentes esenciales:

  • un transpondedor, o etiqueta internacionalmente designada por « tag ». Esta etiqueta contiene los datos del elemento que se quiere identificar. Está también equipado por una antena que transmite señales (ondas radiofrecuencias) del tag al lector y que recibe los datos.
  • un transcriptor o lector que tiene contacto con el tag por medio de su antena (recibe el señal emitido por el tag o le transmite informaciones) y que, después, envia los datos al sistema de tratamiento.
  • Un software se encarga del tratamiento de los datos.

¿ Qué es un « tag » y cómo funciona la RFID ?
No es otra cosa que un chip y una minúscula antena. El chip se fija al objeto que se quiere identificar. Contiene una información que, una vez enviada, el transcriptor descifrará.
El « tag » obtiene la energía eléctrica necesaria del campo electromagnético emitido por la antena del transcriptor. Tag y lector intercambian los datos mediante ondas hertzianas. El lector convierte la información en una de formato explotable por un ordenador. Por lo que respecta al ordenador, hay varias posibilidades. Éste puede sencillamente registrar los datos descifrados, buscar el ID de la etiqueta en un banco de datos con el fin de ordenar otra acción o incluso inserar informaciones suplementarias en la etiqueta.

rfid

Las etiquetas RFID

Las etiquetas RFID o « tags » pueden presentarse bajo varias formas muy diferentes : etiqueta adhesiva, disco plástico, chapa PVC, ampolla de vidrillo, cilindro de plástico, etc.
Son categorizadas según su fuente de energía (pasiva o activa) y su funcionalidad (sólo lectura, escritura única y lectura múltiple o lectura-escritura).

Las etiquetas pasivas

Las etiquetas pasivas sacan su potencia de las ondas electromagnéticas emitidas por la antena del lector. ¡Ya se puede encontrar en la vida ! Es posible que usted esté utilizando la RFID pasiva si, por ejemplo, paga su gasolina con una tarjeta rápida o ¿ tal vez tendrá una coche equipada con un sistema antirrobo ?

Las etiquetas activas

Las etiquetas activas son dotadas de una pila. Emiten ondas que pueden difundirse muy lejos (hasta algunos kilómetros). Estas etiquetas son más grandes, más costosas y más duraderas. Se usan sobre todo para localizar las remolques en los patios y los contenedores en los muelles de carga.

Las etiquetas cuya funcionalidad es « sólo lectura » (Read Only) o « escritura única y escritura múltiple » (WORM, Write Once-Read Many) son numeradas previamente y necesitan un banco de datos que reciba sus informaciones. Una vez programada, la etiqueta « sólo lectura » no puede ser modificada. Este tipo de etiquetas permite guardar un nombre muy elevado de datos. En comparación con los códigos de barras, estas últimas pueden contener mucho más informaciones pero son estáticas y no hay ninguna posibilidad de rectificarlas.

Las etiquetas de lectura-escritura (Read-Write) tienen una capacidad más grande y se pueden modificar o actualizar siempre que se necesite. Una etiqueta de lectura-escritura actua de banco de datos portátil : el artículo lleva sus informaciones con él y entonces, pueden ser modificadas a lo largo del aprovisionamiento. Los datos pueden también ser bloqueados octeto por octeto. La ventaja del sistema RFID reside en su flexibilidad. Esta calidad sigue siendo imprescindible para optimizar sus operaciones comerciales, responder a las necesidades de informaciones, acceder a las exigencias del cliente, etc. En breve, es la tecnología ideal para encontrar las soluciones a todos los problemas que podrían ser causados por variables que evolucionan a medida que transcurre el tiempo…

Las frecuencias propias de la RFID

No existe ninguna instancia internacional y mundial capaz de imponer decisiones sobre este tema. En efecto, la atribución y la regulación de las frecuencias radio depende de la soberanía nacional. Entonces, el usuario deberá verificar que los productos que está utilizando son compatibles con los reglamentos en vigor en su propio país. Para hacerlo simple, diremos que las instancias de regulación fijan la frecuencia (o la banda de frecuencia) exacta, la potencia de emisión, y el tiempo máximo de comunicación entre etiquetas y lectores.
En función de frecuencias ya atribuidas y ya muy utilizadas por una multitud de usuarios (radios, televisión, Ejército, Defensa civil, etc…), se le atribuyeron a la RFID una cierta cuantidad de frecuencias diferentes, clasificadas en cuatro grupos :

  • las "Bajas Frecuencias" o LF, inferiores a 135 KHz : la frecuencia más utilizada es la 125 KHz;
  • las "Altas Frecuencias" o HF: una frecuencia está captada, la 13.56 MHz;
  • las "Ultra Altas Frecuencias", dichas "UHF" : con éstas, se puede optar por dos frecuencias, la 433 MHz y la banda entre 860 a 960 MHz;
  • las "Microondas": una frecuencia les fue reservada a ellas, la 2.45 GHz


Las Bajas Frecuencias (o LF, del inglés, iniciales de Low Frequency)

La distancia a la que se leen las informaciones va de corta a media. En cuanto a la velocidad de lectura, es más lenta.
Las aplicaciones típicas de la tecnología RFID de baja frecuencia son : el control de acceso, la identificación de los animales, el control de almacenaje y los sistemas antirrobo de vehículos (por inmovilización).
Por lo general, la distancia de lectura con un lector fijo no llega a más de 45 centímetros.


Las Altas Frecuencias (o HF, del inglés, iniciales de High Frequency)

Con éstas, la distancia de lectura con un lector fijo puede variar hasta 1 metro 20. Del punto de vista de la velocidad, es claramente superior a la de la banda de frecuencias bajas. Estas frecuencias permiten entre otras cosas el control de acceso y las tarjetas con chip.


Las Ultra Altas Frequencias (o UHF, del inglés, iniciales de Ultra High Frecuency)

La technología RFID de ultra alta frecuencia ocupa la banda situada entre 860 y 950 MHz. Hay tres gamas de frecuencias en función de sus zonas geográficas respectivas, a saber :

Zona 1 : principalmente en Europa : 869 MHz
Zona 2 : principalmente en E.E.U.U. : 915 MHz
Zona 3 : principalmente en Japón y Asia : 950 MHz

Sin embargo, si le puede parecer que haya una desventaja evidente, muchos lectores ofrecen una compatibilidad multifrecuencia, lo que evita cualquier inconveniente. Se elige en general la banda UHF para las aplicaciones de distribución y de logística. La distancia de lectura puede llegar a 13 metros.


Las Microondas

Con ciertos artículos, se debe emplear el ancho de banda de microondas. Generalmente, la frecuencia es 2,45 GHz. En términos de lectura de datos, la cantidad de informaciones que estos productos permiten tratar en un tiempo reducido es la más elevada. En cambio, estos productos son más costosos y requieren más energía. Muy a menudo, son adaptados a las aplicaciones personalizadas.
a distancia de lectura llega a más o menos 100 metros.

Lector RFID

El lector es un elemento fundamental de la RFID. No es sólo responsable de la lectura de las etiquetas por radiofrecuencia sino también de la transmisión de las informaciones contenidas en éstas hacia el nivel siguiente del sistema (middleware).

Esta comunicación entre el lector y la etiqueta se realiza al seguir cuatro etapas sucesivas :
  1. El lector transmite por radio la energía necesaria para activar el tag;
  2. Interroga después las etiquetas cercanas;
  3. Enseguida, lee y organiza las repuestas para que no se superpongan o entrechoquen ;
  4. Por último, transmite los resultados obtenidos a las aplicaciones que los necesitan.

La comunicación entre lector y « tag » existe gracias a las antenas que se hallan sobre dos de los componientes fundamentales del RFID : el transpondedor y el lector. En efecto, son éstos los encargados de la radiación por radiofrecuencia.

Middelware RFID

El middleware es el cerebro del sistema : organiza los diferentes lectores y determina las interacciones que deberán tener con las etiquetas. Es ya mucho pero no es todo… En efecto, con el fin de facilitar la insersión de los elementos en los bancos de datos del sistema de información, el middelware permite igualmente tratar previamente las informaciones capturadas (filtrado, eliminación de las dobles operaciones, encaminamiento…).

rfid

Ventajas de la RFID

La RFID es una tecnología flexible, cómoda, fácil de uso y perfectamente adaptada a las operaciones automatizadas. Reune ventajas que otros sistemas de identificación no proponen…

  • La RFID no requiere ni contacto directo ni visibilidad entre el lector y el objeto que debe ser identificado por él.
  • Funciona perfectamente en muchissimos medios ambientes que sean propicios o hostiles.
  • Tiene la capacidad de leer varias etiquetas diferentes simultáneamente.
  • Garantiza un alto grado de integridad de datos.
  • Ofrece una seguridad incrementada porque permite la precisa autentificación de los productos. Además con la RFID, la colocación de las etiquetas es discreta y falsificarlas resulta de una extrema dificultad.
  • Permite almacenar un número considerablamente más cuantioso de datos que los códigos de barra.
  • Elimina el error humano.
  • Incrementa la velocidad y la eficacidad.
  • Aumenta la disponibilidad de las informaciones y de sus localizaciones.
  • Permite acceder a los datos con o sin conexión de red.

Integración de la RFID

Innumerables empresas se enfrentan a la necesidad de mejorar su processus y su eficacidad… Muchas de ellas ni siquiera saben que la tecnología RFID podría ser una solución de las más adecuadas a sus trabas. En efecto, no ven en la RFID más que una técnica bien aparte y su instalación costosa que significaría un tiempo de inmovilización demasiado importante.
En realidad, se trata de una tecnología de colecta de datos muy asequible. Equiparse con la RFID resulta bastante sencillo porque se integra facilmente a otros sistemas de colecta existentes. Además, la adopción del sistema RFID implica de manera muy concreta un panel de numerosas ventajas y un inesperado retorno sobre la inversión …

Si, en su empresa :

  • Ya disponen de un sistema de colecta de datos integrado a un sistema WMS o ERP ;
  • Aparecieron nuevas obligaciones que hay que satisfacer en términos de etiquetado ;
  • Se piensa que los códigos de barras no contienen bastante informaciones ;
  • Se desea aumentar la eficacidad en general ;
Entonces, ¡No dude más ! Su empresa está lista para la RFID…
Esta tecnología no requiere así más que un mínimo de reorganización de processus, lo cual es suficiente para dar a su entorno de fabricación y de distribución las ventajas que les faltaban…



 
 

bottom